Sacramentales y Devociones

Se llaman sacramentales los signos sagrados instituidos por la Iglesia cuyo fin es preparar a los hombres para recibir el fruto de los sacramentos y santificar las diversas circunstancias de la vida. (CIC 1677). Han sido instituidos por la Iglesia en orden a la santificación de ciertos ministerios eclesiales, de ciertos estados de vida, de circunstancias muy variadas de la vida cristiana, así como del uso de cosas útiles al hombre. Comprenden siempre una oración, con frecuencia acompañada de un signo determinado, como la imposición de la mano, la señal de la cruz, la aspersión con agua bendita (que recuerda el Bautismo). (CIC 1668). Los sacramentales proceden del sacerdocio bautismal: todo bautizado es llamado a ser una "bendición" (cf Gn 12,2) y a bendecir (cf Lc 6,28; Rm 12,14; 1 P 3,9). Por eso los laicos pueden presidir ciertas bendiciones (cf SC 79; CIC can 1168); la presidencia de una bendición se reserva al ministerio ordenado (obispos, presbíteros o diáconos, [cf. Bendicional, Prenotandos generales, 16 y 18]), en la medida en que dicha bendición afecte más a la vida eclesial y sacramental. (CIC 1669 )

Exequias

 La Iglesia que, como Madre, ha llevado sacramentalmente en su seno al cristiano durante su peregrinación terrena, lo acompaña al término de su caminar para entregarlo "en las manos del Padre". La Iglesia ofrece al Padre, en Cristo, al hijo de su gracia, y deposita en la tierra, con esperanza, el germen del cuerpo que resucitará en la gloria (cf 1 Co 15,42-44). Esta ofrenda es plenamente celebrada en el Sacrificio eucarístico; las bendiciones que preceden y que siguen son sacramentales (CIC 1683). Para disponibilidad de minstros, favor llama la secretaría parroquial.

El Rosario

El Rosario está compuesto por veinte "misterios" (acontecimientos, momentos significativos) de la vida de Jesús y de María, divididos desde la publicación de la Carta apostólica Rosarium Virginis Mariae, en cuatro "rosarios". El primer "rosario" comprende los misterios gozosos (lunes y sábado), el segundo los luminosos (jueves), el tercero los dolorosos (martes y viernes) y el cuarto los gloriosos (miércoles y domingo). Para favorecer el itinerario meditativo-contemplativo del Rosario, en cada "misterio" se citan dos textos de referencia: el primero de la Sagrada Escritura, el segundo del Catecismo de la Iglesia Católica.

Via Crucis

La expresión latina "Vía Crucis" significa "camino de la Cruz", es decir, el que recorrió Cristo durante su Pasión, desde el Pretorio de Pilatos hasta el Calvario. Es también una forma de oración acompañada de meditación sobre los acontecimientos ocurridos en ese camino de Cristo, al que se añaden el hecho de su muerte en la cruz, el descendimiento de la misma y su sepultura. Junto a diversas oraciones, en general de penitencia y arrepentimiento, se van intercalando catorce meditaciones, que se llaman «estaciones»

Peregrinaciones

    Las peregrinaciones evocan nuestro caminar por la tierra hacia el cielo. Son tradicionalmente tiempos fuertes de renovación de la oración. Los santuarios son, para los peregrinos en busca de fuentes vivas, lugares excepcionales para vivir “con la Iglesia” las formas de la oración cristiana (CIC 2691). Si quieres  conocer las peregrinaciones que se organizan en Nuestra parroquia, favor selecciona el enlace para mayor información.

Próximas Peregrinaciones

Procesiones

Bajo el nombre de sagradas procesiones se da a entender las solemnes rogativas que hace el pueblo fiel, conducido por el clero, yendo ordenadamente de un lugar sagrado a otro lugar sagrado, para promover la devoción de los fieles, para conmemorar los beneficios de Dios y darle gracias por ello, o para implorar el auxilio divino'   (Código de Derecho Canónico  1290,1). En nuestra parroquia realizamos diversas procesiones, siendo la más popular la de N. Sra. de la Esperanza, "La Macarena", el Viernes Santo. Si quieres acompañarnos a una de nuestras procesiones, contáctanos para más información.

Agua Bendita

Es uno de los signos que con frecuencia se usa para bendecir a los fieles" y también a los objetos. "Evoca en los fieles el recuerdo de Cristo que se dio a sí mismo el apelativo de "agua viva", y que instituyó para nosotros el bautismo, sacramento del agua, como signo de bendición salvadora" (Bendicional 1223). Se usa para glorificar a Dios por sus dones, agradecer sus beneficios y alejar del mundo el poder del maligno" (Bendicional 11), 

La bendición solemne del agua se hace una vez al año durante la Vigilia Pascual, pero si deseas bendecir agua en otro momento durante el año, puedes acudir a la parroquia y solicitar la bendición de uno de nuestros presbíteros o diácono.

Bendición de Bienes y Objetos

Entre los sacramentales figuran en primer lugar las bendiciones (de personas, de la mesa, de objetos, de lugares). Toda bendición es alabanza de Dios y oración para obtener sus dones. En Cristo, los cristianos son bendecidos por Dios Padre "con toda clase de bendiciones espirituales" (Ef 1,3). Por eso la Iglesia da la bendición invocando el nombre de Jesús y haciendo habitualmente la señal santa de la cruz de Cristo  (CIC 1671). Las bendiciones de personas y de cosas van acompañadas de algunos signos, y los principales son la imposición de manos, la señal de la cruz, el agua bendita y la incensación (Bendicional 26).

Visítanos

      3220 NW 7TH Ave.,

Miami, Fl 33127

       (305) 635-1331

info@corpuschristimiami.org

Redes Sociales:

  • Icono social Twitter
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube

# Visitantes:

Enlaces Relacionados

Semanario Informativo

    La Parroauia Corpus Christi respeta su privacidad y no divulgará ni venderá su nombre o dirección de correo electrónico a terceros. La Iglesia Católica Corpus Christi solo le enviará mensajes que se consideren de interés legítimo y dichos mensajes contendrán una opción de exclusión voluntaria.

©2019 Diseñado por Javier Brú para Corpus Christi Catholic Church